A mi bebé le sangra un oído, ¿es grave?

Este fin de semana nos hemos despertado con el susto de que Loki tenía manchada la almohada de sangre y de repente me di cuenta de lo que le pasaba y le dije a Natsu: a Loki le sangra un oído.

Primero pensamos que se había rascado o algo así y por eso había sangrado y no e dimos mayor importancia, pero un rato después volvió a sangrarle y ya nos asustamos.

¿Debo asustarme si le sangra un oído?

En principio no debes asustarte, pero en cualquier caso debes ir al médico.

Si el sangrado se debe a un golpe o contusión debes ir inmediatamente porque podría tratarse de una hemorragia. Si el sangrado aparece junto con mocos, tos o fiebre lo más probable es que sea una otitis.

El médico tiene que examinar el oído para saber cuál es la fuente del sangrado y así recetar los antibióticos que considere necesarios, en el caso de una infección como la otitis. O hacer más estudios si no conoce la causa del sangrado.

¿Por qué sangra un oído con la otitis?

En nuestro caso Loki lleva puestos unos drenajes, por las otitis de repetición que le han estado dando todo el pasado invierno/primavera. Debido al drenaje la cera el pus y la sangre que se quedarían dentro del oído con una infección normal porque el tímpano haría de pared, se salen. Por eso fuimos capaces de observarlo, aunque la doctora nos dijo que también puede pasarle a niños que no lleven drenajes porque se fractura el tímpano.

¿Debo limpiarle el oído?

Bajo ningún concepto debes utilizar bastoncillos. Podrías hacer más mal que bien. No están indicados para su uso en niños. De hecho tampoco se recomienda su uso en adultos. Lo más que puedes hacer es usar una gasa o toallita. Con toquecitos suaves limpiar la oreja. Nunca meter nada en el canal auditivo, podrías causar daño. Al final es solo sangre seca o cera y no hace daño.

Espero que este post te haya sido útil. Ten en cuenta que NO soy médica, solo una madre que cuenta su experiencia.

¿A tu peque le han sangrado los oídos?