32 Replies to “Una barriga y mil complejos”

  1. Absolutamente de acuerdo. Como persona que es el doble de lo que era antes del embarazo, solo quiero decir que tengo cosas más importantes que hacer, ahora que soy madre, que ser estéticamente agradable a la vista de los demás. Otra gente tendrá el tiempo y las ganas, y le animo si es lo que quiere, pero no es mi caso.

    ¿Qué tal si en vez de juzgar tendemos una mano?

    ¡Un besote!

    1. Ser estéticamente agradable para los demás jamás debería estar entre nuestras prioridades. Pero es muy triste que se cuele tan a menudo 🙁

  2. “Como si te hubieras hecho una liposucción en vez de traer un ser humano al mundo.”
    Buenísimo! Es que sí, parece que lo único importante es que parezca que aquí no ha pasado nada. Nunca se me olvidará la cara de horror de una persona muy importante para mi cuando me vio a los pocos días de nacer y me dijo:
    “¿¿¿¿Pero y esa tripa???? ¿Se te va a quedar así? ¡A ver si se han dejado a otro bebé dentro!”
    Mira, ahora lo pienso y me tiraría a la yugular, pero la verdad es que en ese momento sólo pensé: “No tienes ni idea de lo que hablas…” Si la gente pensase un poquito antes de abrir la boca…

    1. Se junta una falta de empatía importante con unas falsas expectativas que tenemos sobre todo el mundo del embarazo/parto/maternidad. Menos mal que aqui estamos las blogueras para contar más caras de la misma moneda 🙂

  3. Como siempre, fantástica. Cada una es un mundo, cada cuerpo es un mundo y nos debería importar una mi… el de los demás. Ojalá el día en que dejemos de estar en el punto de mira por nuestro físico…!

    1. Por ese día luchamos, para nuestros peques 🙂

  4. Buf, por donde empiezo??
    Que me ha encantado, y no podría estar más de acuerdo contigo.
    Yo soy un saco de complejos, y muchos de ellos relacionados con mi barriga desde hace 20 años.

    Cogí 12 kilos durante el embarazo, y mi recuperación posterior fue buena. Como siempre he tenido pancheta, pude volver a ponerme mi ropa normal relativamente pronto.
    Ahora he recuperado parte de los kilos que perdí y la verdad es que estoy deseando quitármelos de encima, pero por mi, no por nadie.

    Ah, y una última cosa: como odiaba en el embarazo la gente que antes de saludarme a mi me echaba mano a la barriga, como si no hubiera un ser humano detrás de ella…

    En fin, sigamos trabajando en los complejos porque somos personas estupendas, y con tantas cosas buenas que disfrutar :***

    1. Los complejos son un reflejo de esas exigencias que sentimos sobre nosotras mismas… que nos van imponiendo (y que nosotras aceptamos). Ojalá podamos influir para ir eliminándolos poco a poco 🙂

    2. Zora Groothuis Arroyo dice: Responder

      “Ah, y una última cosa: como odiaba en el embarazo la gente que antes de saludarme a mi me echaba mano a la barriga, como si no hubiera un ser humano detrás de ella…”
      Ese maravilloso (lease con tono irónico) momento en el que tu barriga (lease cuerpo) pasa a ser de dominio público…

  5. Zora Groothuis Arroyo dice: Responder

    Cuanta razón Lucy! La falta de empatía en general (con 8 evidentes meses de embarazo, nadie se dignó a levantarse de su silla, o quitar los paraguas de la silla contigua para que yo me sentará en el médico, me tuve que ir casi al otro lado de la planta), pero muy en particular en parte del personal sanitario. Yo con el embarazo no he tenido problemas, pero si he tenido una pediatra super desinformada en temas de lactancia materna, y es algo que cuando estás tan aprensiva, molesta mucho. Ahora, en la calle si… no se te nota, pues no lo parece, seguro que es solo uno?, seguro que estas de tanto? (como si tu no llevarás la cuenta exacta en semanas y días…)… al final aprendes a pasar, pero hay días que esas frases, a veces incluso bien intencionadas, hacen mucho daño.

    1. Aunque nos digan esas frases sin mala intención, no deberíamos aceptarlas. Al final es una crítica solapara al tamaño de la tripa, a nuestro físico y cuando preguntan ¿segura que…? Al final es como decir ¿no me estás engañando? o ¿de verdad te enteras de tu vida? poniendo en cuestión tu intelecto.

      No deberíamos aceptarlas.

  6. Me ha gustado mucho tu publicación. Realmente deberíamos dejar tranquilo a nuestro cuerpo, nosotras mismas para empezar. Yo viví una infancia y adolescencia muy torturada a causa de los complejos y eso me llevó a los trastornos alimentarios, algo que me hizo sufrir mucho y dejó huellas en mi cuerpo y mente. Tal vez por haber vivido lo peor de la tiranía de la imagen, el embarazo no me supuso un trauma sino una liberación. Por primera vez en mi vida me importaba un comino engordar, tener tripa o echar culo. Antes de quedarme embarazada, a causa del tratamiento hormonal que seguí para conseguirlo, engordé 5kg y 14kg durante el embarazo. A la semana de dar a luz adelgacé diez y en los siguientes meses otros tantos, en total 20kg en un año. Pienso que ha sido una mezcla de “suerte”, genética, mucha teta, poco sueño y mucho movimiento. Porque comer he comido más que en toda mi vida. Ahora me encuentro en un punto en el que la flacidez de mis piernas, que ha sido mi punto flaco todos estos años, empieza a darme igual y voy en pantalón corto todo el verano, algo impensable hace muy poco. Pienso que la edad influye y las experiencias ayudan. Debemos trabajar para librarnos del lastre que son los complejos o luchar para mejorar aquello que no conseguimos aceptar. Somos mucho más que un cuerpo que, a fin de cuentas, acabará viejo, arrugado y convertido en polvo 😀

    1. Pienso que los complejos son la expresión de la presión que recibimos.

      En España no hay muchas personas acomplejadas por no tener los pies pequeños, sin embargo en otras culturas es lo deseable y hay muchos complejos al respecto. Tener el pelo rizado es otro complejo que sufren sobretodo mujeres de etnia africana (espero no herir sensibilidades al decir esto). Y es que a cada una nos otorgan un estandar para cumplir. Nadie tiene complejos porque si, sino en relacion a las expectativas, y el problema es que esas expectativas son impuestas desde el exterior.

  7. Un gran post. Yo sufrí el acoso de manos dirigidas a la barriga e incluso, agárrate, una vieja me pasó un décimo sin conocerme de nada, que iba con mi madre y nos quedamos de piedra, ni reaccioné. No he sufrido por el tema del peso porque no he sido de las de coger mucho peso, pero como bien dices por mi constitución, hormonas, o lo que sea. Sin embargo mi hermana si sufrió de un ginecólogo que la traía por el camino de la amargura y eso que sólo engordó 9 kilos!! pero el tio estaba obsesionado y nosotros preocupados porque pensábamos que al final iba a caer enferma de tanta dieta. En fin, que ojalá no fuésemos simples números y se fijasen en los casos particulares de cada una. Y por supuesto que cada uno se mire su barriga y deje las demás.

    1. Las embarazadas tienen un estatus extraño entre persona y objeto… Los extraños de repente pueden hablarte y tocarte porque si… pasa un poco como a los niños y yo personalmente no lo entiendo…

      Si no te toco la barriga cuando no estás embarazada, ¿por qué lo puedo hacer cuando si lo estás? No tiene sentido…

  8. Lo importante es estar sana, con más kilos o menos, tenemos que estar cómodas en nuestra piel, y sobre todo, saludables. A mí me ocurre que me dicen que estoy flaca, que si me pasa algo… mi constitución es así, como lo que necesito y estoy perfectamente…

    1. Estar sana y tener salud es lo único que te permite seguir disfrutando de todo. Delgada o gorda da igual, peor sin salud no vamos a ninguna parte 🙂

  9. UUufff!!
    El deporte nacional, siempre es más fácil ver los defectos propios o los ajenos en los demás, lo de mirarnos al espejo ya tal..
    Pero vamos que ante ese deporte, lo mejor es dejarse los oídos en casa, total… ¿para qué? 😉

    1. Es mejor ignorar estas cosas para que no hagan daño. Pienso que si las ignoramos no las luchamos y si no las luchamos quedarán igual… asi que de vez en cuando lucho y de vez en cuando, me dejo los oidos en casa, jajaja…

  10. Al final se nos juzga, sea por lo que sea… Si engordamos poco, mucho, tenemos poca o mucha barriga. Mi caso es como el tuyo, engordo y no hago nada especial para ello. Mi cuerpo coge reservas, todas las del mundo… Bueno… ¡Y que! Mientras esté saludable, ahora mismo, no me importa si he cogido 12 o 18 kilos. Ya me preocuparé, si tengo que hacerlo, en un futuro…

    1. ¿Y en un apocalipsis zombie quien tendra mas reservas eh?

      … asi me siento un poco mejor ajajaja…

  11. Mamá Pingüino dice: Responder

    Yo tengo muchos complejos con mi barriga. Muchos. También tengo SOP aunque hasta los 20 años fui una niña muy delgada. Luego ya me fui dejando, estudiar y el sedentarismo es lo que tienen. Y me salió barriga, fofa para ser más exactas. Durante los tratamientos de reproducción no engorde nada salvo el último. Fue una FIV y aunque al principio no lo note me hinche mucho. Resultó que me quede embarazada y el primer trimestre en vez de engordar, adelgace! Luego ya empece a subir pero muy poco a poco. Engorde 6 kg y bebé pingüino peso casi 4 kg. Salí del hospital más delgada que nunca! Fíjate tú! Yo pensando que ya lo tenía hecho. Que va, mi barriga ahora sigue ahí y más que antes del embarazo! Es algo que me acompleja porque no puedo ponerme determinadas cosas o porque en ocasiones me siento incomoda. Malditos estereotipos!

    1. El SOP me maravilla… puedes encontrar chicas absolutamente diferentes, que tienen el mismo síndrome…

      Espero que encuentres una manera de sentirte cómoda contigo misma, con o sin barriga. Hay más barrigas fofas que perfectas… pero se ven menos…

  12. Touché!
    Además, no tiene mérito xq el físico no se elige en cambio el interior si y es lo q importa y en lo q deberíamos fijarnos.
    El físico al fin y al cabo cambia y x muchas comparaciones que se hagan, el físico es lo de menos.
    Me ha encantado!!

    1. El físico importa demasiado para lo que realmente “vale”.

  13. Yo este embarazo me he desquitado con el tema, el primero por mi gordura, mi barriga fofa, no me hice fotos ¡me arrepiento tanto! he lucido mi barriga feliz durante nueve meses, y ahora me niego a tener que ser una fitmom de repente, sí, voy a comer sano y hacer ejercicio, voy a hacer cosas por salud, porque me apetecen, feliz con mi cuerpo en el camino.

    1. La salud es la mejor motivación que existe… un cuerpo 10 no te va a permitir disfrutar de tus hijos más que un cuerpo sano 😀

  14. siempre que sea sano, hay delgadeces no naturales, que mas da un cuerpo delgado o gordito? de hecho hay mujeres, para mi gusto, que están más guapas un poco gorditas que no cuando (casi siempre por criticas de la sociedad) deciden ponerse a dieta y se adelgazan demasiado

    a mí me da mucha rabia estos comentarios cuando no son bienintencionados, pues algunos son sin malicia y se nota, sobretodo si notas que hace daño a la persona que lo recibe

    en mi embarazo yo engordé A SACO 17kg de más, me hicieron comentarios los médicos pero yo me lo pasé un poco por el forro jajjajaja con perdón!! no entiendo porque hay que comer menos si tienes que alimentar a un pequeño ser en tu interior, la naturaleza es sabia y si nos pide más comida …..pa dentro!!

    y ahora pues oye, me estoy engordando, pero para jugar con el peque necesito más energia y el cuerpo me pide comida ….pues pa dentro!!
    que tengo complejos, pues si, que me duele cuando recibo comentarios (que aunque no soy gordita los recibo igual sip), tambien ….pero si yo tengo hambre es que mi cuerpo lo pide, no voy a permitir que nadie me diga que no coma, solo por salud he hecho 2 veces en la vida dieta y volveria a hacerlo pero solo por salud no por estética 😊

    (ostras como me he enrollao jajjajjaa hoy vengo filosófica, ademas es un tema por el que siempre me he indignado ….todas las formas son bonitas!!)

    1. (bueno cuando decia no soy gordita, me referia no excesivamente ….lo justillo entre gordita y delgadita, no muy delgada tampoco jejjejeje)

      1. Al final estar a gusto con una misma y buscar ese equilibrio es lo mejor 🙂

        Pero los de “fuera” lo ponen muy dificil…

  15. Hola de nuevo chicas !!! En relación a este tema podría estar escribiendo 3 dias seguidos, totalmente de acuerdo con vosotras, parece que tenemos a nuestros hijos, y ya embarazadas tenemos que estar estupendas, la culpa como siempre la tienen los anuncios y publicistas que nos venden esos cuerpos esculturales y a esas mamás perfectas antes y después de parir. Nos han machacado tanto con este tema, que nos hemos llegado a creer (yo al menos me siento así ) que es lo normal. Tenemos que disfrutar de nuestros bebés plenamente, pero a la vez no dejar de vigilar que nuestro cuerpo vuelva a su forma inicial más pronto que tarde, y escuchar esos comentarios malintencionados de toda aquella que no tiene nada mejor que hacer que opinar sobre nuestra figura,sin pararse a pensar en el daño que pueden hacernos. En fin, espero que la sociedad cambie, pero lo veo muy crudo, mientras tantos intentaremos seguir seguir sobreviviendo a estas presiones, eso sí, sin perder la alegría !!!( ironía por el post sobre la alegría ).

    1. La maternidad llega con tantas exigencias que esta se convierte en una más y nos la creemos y nos la echamos a la mochila. Pero no deberíamos “sobrevivir” a estas presiones… me gustaría eliminarlas 🙂

Deja un comentario