El mito del instinto maternal

Chibimundo - El mito del instinto maternal

Hay cosas que simplemente, chirrían, como el rollo del instinto maternal.

¿Qué es el instinto maternal?

Por lo que tengo entendido llamamos “instinto maternal” a eso que provoca a las mujeres (solo a ellas) que les suene el reloj biológico y decidan que quieren ser madres. Tic, tac, tic, tac se te enciende el reloj y te mete una idea en la cabeza:

“Quiero ser mamá

Se supone que es un instinto, es decir que lo llevamos escrito en los genes. Para propagar nuestra semilla y no dejar que el ser humano se extinga, esas cosas.

¿De verdad existe?

Si nos ponemos serios lo suyo es investigar al respecto, todos los estudios que he encontrado dan a entender que en la especie humana no existe algo como el “instinto maternal”. Hay factores vitales, sociales y culturales que pueden influir en nuestras decisiones y deseos, pero no es algo genético. No existe ningún instinto.

Pero dar teta… eso si que es instintivo.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé. Y la raza humana ha llegado hasta aquí con ese alimento (hasta la muy reciente llegada de la leche de fórmula). Así que dar teta seguro que es instintivo para las mujeres.

Si los monos, los animales a los que más nos parecemos, no tienen el instinto de amamantar, si no que lo tienen que aprender al ver a otras mamás hacerlo… ¿qué instinto vamos a tener nosotras?.

¿Hay “instinto maternal”?

Desde mi punto de vista el “instinto maternal” no es igual a “quiero ser madre” ni a “dar teta”. Y no es algo que exista per se, si no una idea que tenemos, una forma de llamar a un conjunto de cosas.

Instinto maternal tiene que ver con todos los cambios fisiológicos que nos provocan sentir cosas por esa criatura, buscar su bienestar… o pasar 8 meses sin dormir una noche de seguido pero ser completamente funcionales (gracias Loki). Cuando de repente…

  • Pasas 9 meses sin comer jamón serrano, sushi, o cosas crudas por no dañar al bebé.
  • Comes más sano que en toda tu vida, ni estando a dieta.
  • Te apuntas a aquagym aunque que no habías pisado un gimnasio en tu vida.
  • Empiezas a leer sobre cualquier cosa relacionada con bebés.
  • Piensas que esas estrías ya no son cosas terribles en tu piel si no marcas de vida.
  • Haces estudios de mercado sobre cunas, carritos, sillas de coche…

Cuando ocurren todas esas cosas, algo está actuando detrás. Un montón de cambios hormonales, para empezar, si. Pero también es una evolución personal. Hay cambios fuera y se producen cambios dentro.

Cuando piensas voy a hacer esto porque es lo mejor, entonces, es instinto maternal.

Si “esto” es dar teta, o biberón, o dormirlo en la cuna, o colechar, o llevarlo a la guarde, o hacer homeschooling… da igual, porque estás haciendo LO MEJOR.

Lucy, tú lo que quieres es no mojarte.

Parece que soy una madre super empática, de mente abierta y que no juzga. Ya quisiera yo. Muchas veces me cuesta entender como esa mamá que hace justo lo contrario que yo puede estar haciendo “lo mejor” para su bebé.

Pero es que no tengo ni puta idea de cómo es su vida, y entonces pienso que si mis circunstancias fueran otras quizás haría cosas distintas.

Y quizás, si Loki tiene algún día un hermano o hermana haga cosas distintas.

Deja un comentario