Ese motivo por el que… dejas tu conversación a medias

Chibimunto - motivo por el que nunca terminas las conversaciones

…motivos por los que dejas las frases, charlas y lecturas a medias. Constantemente y sobre todo desde que eres madre. Da igual que estés en casa con una amiga, hablando tranquilamente con tu madre por skype o en un restaurante.

Y por supuesto gracias al insomnio maternal es más que posible perder el hilo, en cada conversación. O también puedes desarrollar superpoderes y tener múltiples conversaciones a la vez, pero requiere práctica.

Motivo 1: Mucho ruido

Si a la mitad de una frase suena un estruendo muchas veces no te preguntas qué habrá pasado, ni si habrá un peligro. Tu culo ya se ha levantado de la silla, si tenías la suerte de estar sentada. Dejas cualquier cosa en el aire, un gran ruido es proporcional a la gran catástrofe que se haya podido montar. Muchas veces resulta que solo se ha caído algo que parecían mil cosas… pero ya sabes que eso solo es el 50% de las veces, el otro 50% está compuesto por cosas que:

  • tienen contenido peligroso, inflamable… potencialmente mortal.
  • se hacen añicos que se meten hasta debajo del rodapié.
  • de ninguna manera pueden ser ingeridas por niños ni animales domésticos.

Esto por solo nombrar algunas posibilidades. Total, hay que montar zafarrancho para arreglar el desaguisado.

Motivo  2: Completo silencio

Tan peligroso o más que el anterior. Estás charlando tranquilamente y de repente suena la alerta silenciosa en tu cabeza. No hay ruido. Echas un vistazo rápido, el peque no está a rango. Quizás está jugando pacíficamente en su habitación, cosas más raras se han visto.

Es el momento de iniciar una misión ninja y asomarse sin ser vista ni establecer contacto visual. Lo suficiente para saber que no esta planeando el apocalipsis o dominar el mundo pero sin que piense que estás disponible para jugar.

Es un equilibrio muy difícil de conseguir. Me río yo de los libros de consejos para seducir a alguien y los talleres de asertividad.

¿Habéis entablado conversaciones con niños en parques?

Entonces sabréis de lo que hablo: no pueden saber que estáis pendientes, lo notan y te reclaman para el juego y entonces adiós conversación.

Motivo 3: Caca

No hay nada que una tanto como estar hablando con una amiga y ver que, mientras trata de mantener la conversación arruga la nariz. Tiene tu maravilloso bebé en brazos y el angelito ha decidido que estaba tan a gusto que era el momento.

También puedes estar resfriada en uno de esos múltiples virus mutados por niños que suelen atacarte una ves tienes peques en casa. Entonces tú no lo hueles. Pero el otro si. Y tiene una difícil elección: aguantar estoicamente o cortar la conversación “cambia a tu peque por favor, me voy a asfixiar”.

Según crece va evolucionando de “Tengo caca” a “Mamá quiero hacer caca ven conmigo al baño”. Pero mi gran favorito de todos los tiempos será ese grito a la enésima potencia que lanza desde el baño para preguntar “¿Mamá, he hecho caca, me limpias?”

Puro amor.

Esto son solo 3 motivos…

Pero es que Loki acaba de cumplir el año hace poco y todavía no le ha dado tiempo a hacer gran cosa… aunque estoy empezando a atisbar un nuevo motivo que se parece sospechosamente a una rabieta…. te haré saber lo que descubro en mis investigaciones.

18 Replies to “Ese motivo por el que… dejas tu conversación a medias”

  1. Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajaja
    Buenísimos todos!!!

    Yo añadiría las rabietas y el “mami mami mami mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii” que no para hasta que te giras aunque no establezcas contacto visual y te comportes como si estuvieras oyendo la nevera.
    Ahora mismo nosotros estamos en el “mami quero…” que da igual que sean galletas, la patrulla canina o dominar el mundo. Quiere algo y lo quiere ya. Aunque al menos en nuestro caso lo combina con pedirlo muy suavemente y decir “porfiiiiii” acariciándome el brazo, que está muy gracioso y parece menos exigente (sólo lo parece).

    Ay el tiempo de las conversaciones completas….

    1. El mami, mami, mami aún no ha llegado a mi vida… pero creo que me queda poco. Y me gustaría que las rabietas tardasen mucho en llegar xDD

  2. El del silencio me da… PÁNICO. Y para Sofía siempre tengo que estar disponible para jugar… No entiende otra cosa! Tantas cosas a medias llevamos….

    1. Silencio = desastre xD

      Cuando se independice no querrás dejarla jajaja

  3. Jajajaja me he reído mucho leyendo y es que me siento súper identificada. Ese momento “silencio” tan peligroso. Nosotros también estamos entrando en fase “rabietas”, que dan mucho miedito. Mis conversaciones no sólo no concluyen sino que derivan con gran frecuencia al tema del momento: él niño.

    1. Mucho miedo me da el momento rabietas, que ya va sacando su genio y uff…

  4. La pulga tiene un año más pero esos siguen siendo los básicos más básicos que aún no han cambiado. No quiero yo desmotivar eh? Pero vaya, que parece que aún nos queda un tiempo para poder terminar una conversación… xD

    1. Menos mal que siempre podemos confiar en los malospadres para que nos dejen un parentesis de vez en cuando…

  5. La mía viene y empieza ” de que habláis?” ” Es que yo también quiero hablar” ” mami es mi turno!!”
    Es bonito cuando te juntas con más madres y cada dos minutos un bicho interrumpe la conversación, y te das cuenta de que el 80% de las veces eres capaz de retomar el hilo. Es alucinante lo funcional que puede llegar a ser una neurona XD

    1. Es sorprendente que no hayamos tirado la toalla y sigamos queriendo hablar jajaja

  6. A todo esto tengo que añadir la pérdida de memoria, que en cuanto te cortan la conversación, intentar volver a ella es casi tarea imposible!!!!!! Pero si, es complicado y eso que Eloy duerme y yo estoy más o menos descansada!!!! (aunque esta noche pinta regular).

    1. La perdida de memoria es brutal, con lo buena que era la mia y ahora me la paso apuntandolo todo…

  7. Jajajaja, anda que no. Aprendemos a economizar en el lenguaje y a estructurar.
    Ains, el insomnio… maritrini, dos años en automático que me he pasao.

    1. Y leernos la mente, eso economiza mucho también jajaja

  8. Jajaja cuánta razón. Cuantas conversaciones empezamos mi chico y yo y a veces ni la terminamos o puede durar horas pero con interrupciones a cada momento jaja.

    1. Jajaja es la nueva vida!!

  9. Jajajajaa, me desorino, qué bueno!!! Aquí abundan las situaciones en las que el primer motivo es protagonista: catástrofes absolutas con bebé-aspiradora por medio o niños-cabra estampados contra el suelo o la pared, o atrapados detrás de alguno de los pocos muebles que no están atornillados a la pared.
    Por suerte aquí el silencio, en la inmensa mayoría de las ocasiones, significa que están absortos en la “lectura”.

    1. Por aquí silencio suele hacer que cunda el pánico pero la verdad es que normalmente está haciendo cosas a su bola tan tranquilo jajaja.

Deja un comentario