Papá te quiero, feliz día.

Mi papá es el mejor del mundo. ¿Quien no lo ha pensado alguna vez? Juraría que mi padre no sabe que tengo este blog, así que aprovecho: Papá, perdona por aquel palillo de dientes que dejé pinchado en una banqueta y que te clavaste en el culo. Creo que no te he visto más enfadado […]

Seguir Leyendo