La pasión nos trajo aquí

Cuando aparece la pasión por algo hace que todo sea más fácil, o al menos que lo parezca. Dedicarle tiempo a algo que te apasiona es disfrutar del camino y de la meta en todo su esplendor.

La pasión por escribir

Para mi, escribir (ya sea en este blog o fuera de él) es una pasión. Lo he hecho desde pequeña. Cuando soñaba con escribir mi propio periódico y lo imprimía y se lo daba a mis padres. Cuando me inicié en los fanfiction para llegar más allá con las historias que me encantaban.

Y luego llegaron los blogs, las historias, y alguna participación en concursos de escritura que no llegaron a buen puerto.

La pasión por compartir

Debajo de las gran de escribir está un ansia enorme por compartir. o que pienso, lo que siento lo que se me ocurre… todas las preguntas que me hago, por simples o complicadas que sean. Porque estar rodeados no significa estar con alguien y estar solo no significa no sentirse acompañado.

Un libro te puede conectar al corazón de otra persona, por lejos que esté, así como este mismo post o cualquier otro.

Y aunque soy una persona completamente normal, como tu, con sus taras y sus rarezas, quiero compartir mi punto de vista. Porque puede gustarte, o puedes odiarlo. Puede que sientas conexión con mis palabras, con mi sentir, mi vida, mi historia, lo que cuento o cómo lo hago.

La pasión por provocar

Porque no puedo negarlo, cada vez que le doy a publicar, en cualquier red social, quiero provocar algo. A veces una sonrisa, otras una reflexión, una sensación de que algo es bonito o triste. Pero generar algo en la otra persona que lo recibe.

Esas personas que estáis al otro lado de la pantalla, del tipo que sea. Que habéis estado esperando a que volviera de un descanso que necesitaba para encontrarme.

Y aunque todavía no me he encontrado, si que he redescubierto algunas de mis pasiones, y quiero volver a darles un lugar en mi vida.

Por que sin ellas, mi vida, no es la misma.