Vivo dentro del silencio

Silencio. Así noto a veces que las cosas están empezando a decaer de nuevo. Que mi ánimo no es el normal o el que debería ser.

Todo el ruido del día a día, de la vida, del movimiento… se va y solo queda el silencio. El ruido de mis pensamientos, el borboteo de ideas, las palabras que quieren formar frases, artículos, capítulos… desaparecen.

Solo queda el silencio.

En el silencio un pitido en mis oídos.

El que surge cuando nos hay sonido alguno. Lo callo poniendo ruido de fondo… de lluvia y tormenta son mis favoritos. Y así el pitido se va, pero el silencio se queda.

No basta con hacer ruido para que se vaya. La música no me llena.

Quizás ese silencio es otra cosa.

Una falta de vida, de sentimientos, de sensaciones, de empuje… sé todo lo que me falta. Pero no sé donde encontrar más.

Me esfuerzo. Cojo los proyectos que inicié y trato de ponerme con ellos, les echo horas de trabajo, porque me he comprometido a ello. Pero no los siento como antes, no los hago igual de bien, ni tan bien como me gustaría. Algo se está llevando mi alegría.

Me está costando tirar adelante.

Sé que los proyectos se ven perjudicados por mi estado de ánimo. La calidad no es la de siempre. Me debato entre pausarlos hasta que vuelva mi yo o seguir adelante a pesar de poder ofrecer poca calidad. Siento que si los pauso no seré capaz de volver a ellos.

  • Por el momento pausaré los audioposts, hasta nuevo aviso. Así generaré algo más de contenido que sea digno de ser pasado a audio.
  • Seguiré adelante con los otros dos podcast, no quiero perderlos.
  • Puede que la cuenta de IG se vea algo resentida, no estoy subiendo fotos a menudo.
  • Voy a seguir adelante con la newsletter, aunque siento que pierde su valor.

La vida 1.0 me puede

La búsqueda de trabajo y las oposiciones son todo lo que puedo echarme encima ahora mismo. Sabiendo que con lo primero no tengo el control y que lo segundo tiene altas probabilidades de no llegar a buen puerto, sin cubrir por completo el temario antes de llegar al examen.

Siento que estoy poniendo todo mi esfuerzo, mi energía en cosas que no van a llegar. Que el silencio se va a apoderar de mi, a pesar de hacer todo lo que está en mi mano para seguir adelante.

Me come el silencio.

Como si estuviera en el espacio, gritando a pleno pulmón. Sin aire que respirar para tomar la siguiente bocanada para seguir adelante. En un vacío que no se hace eco de mis gritos, que se traga todo lo que genero para convertirlo en nada.