Medicación para la depresión, el inicio.

Medicación, ¿tomarla o no? Es una decisión complicada y que solo cada uno con sus circunstancias y con la ayuda de un especialista puede responder.

En su momento mi especialista me recomendó tomarla, pasaron 2 meses hasta que accedí, apoyada por mi psiquiatra y mi psicóloga. Tras el diagnóstico de depresión y la lucha durante meses inicié un nuevo camino que no sabía cuanto iba a durar, de hecho aún a día de hoy, sigo medicada.

¿Qué significa tomar medicación?

No debería significar nada más que tienes una enfermedad…

  • Tienes dolor y necesitas algo que lo palíe un poco.
  • Algo no funciona correctamente y necesita ayuda.
  • Te falta algo y necesitas un aporte extra.

Con cualquier medicación para dolencias físicas la gente lo suele entender muy bien. De hecho siempre se dice “tómate un algo” cuando alguien se queja de dolor de cabeza o barriga. No esperamos ni a que un médico diga si es necesario. Si hay dolor y hay algo que nos quita el dolor, podemos tomarlo. Sin miramientos.

¿Qué significa tomar antidepresivos?

No debería significar nada más que tienes una enfermedad…

  • Tienes dolor y necesitas algo que lo palíe un poco.
  • Algo no funciona correctamente y necesita ayuda.
  • Te falta algo y necesitas un aporte extra.

Si, he repetido exactamente lo mismo. Porque la depresión es una enfermedad y debería tratarse como tal. Y medicarse para ello no debería estar mal visto.

Los mitos de la medicación “psiquiátrica”.

Pero por desgracia no es así. Hay un montón de mitos sobre la medicación para este tipo de enfermedades “de la mente” o como dicen ahora las asociaciones de enfermos mentales: “sufrimiento psíquico”.

Con cualquier medicación para dolencias físicas la gente lo suele entender muy bien. De hecho siempre se dice “tómate un algo” cuando alguien se queja de dolor de cabeza o barriga. No esperamos ni a que un médico diga si es necesario. Si hay dolor y hay algo que nos quita el dolor, podemos tomarlo. Sin miramientos.

Estas son las verdades sobre los antidepresivos, que pueden aplicarse a otras medicinas como los ansiolíticos, por ejemplo.

  • No son adictivos.
  • La personalidad no cambia por tomarlos.
  • No son drogas estimulantes o tranquilizantes.
  • Tomarlos por un periodo es lo normal, no es una medicación de por vida.
  • No hacen una persona “demasiado feliz”.
  • Tienen un efecto sobre los transmisores en el cerebro.
  • Su efecto no es inmediato.
  • No son los antipsicóticos.
  • Hay efectos secundarios, algunos incapacitantes.

Algunos de mis pensamientos esos días…

Una de las cosas que busqué mucho por Internet cuando me dijeron: “tienes depresión” fue alguna mamá que contara cómo le iba con ello. Encontré muchos post de “yo pasé por ello y ya estoy bien”. Pero… ¿cómo llegaste hasta ahí? me preguntaba… así que he estado escribiendo un pequeño diario con mis pensamientos al respecto, os dejo aquí algunos:

Ya me imaginaba que esto de tomar antidepresivos no era como tomarte un paracetamol, que a la media hora se te va el dolor y a seguir adelante con tu vida. Si los antibióticos, que se toman “como caramelos” ya tienen unos ciertos efectos secundarios, este tipo de medicación va más allá.

Han sido unos primeros días bastante malos. He tenido calambres en las piernas y mi insomnio ha sido peor. Con muchas náuseas… peores que durante el embarazo. He estado agotada… sin ánimo de moverme ni para hacerle cucamonas a Loki. A la vez un poco alterada, con algunos temblores, sobre todo en las manos… pero muy leves.

El otro día por la mañana estaba llorando por nada, sin ganas por nada. Hubo ratos que me senté a contemplar el tiempo pasar mientras mentalmente me fustigaba por no usarlo en algo. Pero de repente, por la tarde me sentí algo mejor, me animé y bajamos con Loki a la piscina. Pude recoger un poco el salón sin que me costara la vida.

Me da miedo quedarme sola con Loki y no ser capaz de cuidarlo por estar incapacitada por la medicación. Sé que ya estoy de base incapacitada por la depresión, pero no es lo mismo. Siento que si es “solo” depresión bastará con ponerle fuerza de voluntad. Sé que no es cierto. Si fuera cosa de voluntad deshacerse de las enfermedades habría muchas menos.

No sé si es la forma en la que se sientan otras personas pasando por la depresión mientras comienzan con su medicación, yo me sentía así y espero que leerlo le sirva a alguien.

¿Y qué hago? ¿Tomo medicación?

Cada persona somos un mundo y tenemos unas circunstancias distintas.

Consúltalo con tu médico de referencia.

Que espero que sea un psiquiatra, que está especializado y no un médico de cabecera, pero en cualquier caso, un médico. Son ellos quienes nos pueden indicar qué, cuando, y cuánto tomar. Y los que nos deben hacer un seguimiento.

Y, por supuesto, lo mejor sería hacer terapia psicológica a la par.

Si padeces depresión o ansiedad y quieres un grupo de mamás con quienes compartir tus vivencias te animo a entrar en el grupo de facebook “Maternando con depresión y/o ansiedad” donde nos damos apoyo unas a otras.

Maternando